fondo y logo

Desarrolla Indesol quinta sesión de seminario de fortalecimiento para las OSC y otros actores

El Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) llevó a cabo la quinta sesión del Seminarios de Fortalecimiento para Organizaciones Civiles y otros Actores Sociales de México, con el tema “Elaboración de proyectos sociales con perspectiva de género”.

En el seminario virtual en el que participaron diversos actores sociales de todo el territorio nacional, sociedad civil organizada, academia e instituciones de los gobiernos federal, estatal y municipal, se ofrecieron herramientas básicas para que las y los actores sociales se profesionalicen y puedan desarrollar proyectos con perspectiva de género en beneficio de las poblaciones a las que atienden.

Angello Baños Terrazas y Ovidio Mojica, del área de Investigación del Indesol, indicaron la necesidad de contar con bases estructurales para formular iniciativas, que fortalezcan sus comunidades y a las personas que atienden tomando en cuenta el desarrollo social integral con equidad e igualdad de condiciones.

Entre las recomendaciones los ponentes consideraron que los proyectos deben orientarse a la resolución de problemas relacionados con determinados grupos sociales, con el fin de intentar satisfacer las necesidades básicas de un grupo de personas y comunidades; plantear un objetivo para modificar positivamente las condiciones de vida de las y los beneficiarios, además de definir con claridad el servicio o beneficio específico que se otorgará.

“De acuerdo con Ander Egg los proyectos sociales son una forma de sistematización del sentido común, es un instrumento que permite lograr de mejor manera el éxito es decir, nuestros objetivos, es una metodología que busca reducir al máximo posible el umbral de incertidumbre que siempre existe tras una decisión y la acción a desarrollar esta fundada en una serie de principios teóricos y metodológicos que le avalan y otorgan coherencia”, explicaron.

Entre otras precisiones hablaron de la elaboración de diagnósticos participativos con perspectiva de género, que consiste en reconocer que hombres y mujeres tienen necesidades y realidades diferentes según su género, sexo, edad, y visibiliza las relaciones de poder al interior de las comunidades.